Emisores Térmicos. Calor con bajo consumo


  • Los emisores térmicos son los aparatos de calefacción actualmente mejor desarrollados para la mayor parte de las viviendas bien sea como sistema principal de calefacción o como complementario. Están diseñados para garantizar el máximo ahorro energético en la generación de calor proporcionando el mayor rendimiento con el menor consumo.

  • Son conocidos también como ecoemisores. Para su funcionamiento no producen emisiones nocivas al medio ambiente al no producirse ningún tipo de combustión. Utilizan energía eléctrica que es una energía limpia y segura en la mayoría de sus modos de producción. En efecto la energía eléctrica, cuando no se produce en centrales térmicas o nucleares, es una energía renovable bien sea por su producción en centrales hidroeléctricas, eólicas o solares, lo cual, unido a su gran eficiencia en cuestiones de consumo los convierten en una de las opciones para la calefacción más ecológicas de las existentes actualmente en el mercado. Los fabricantes aseguran una reducción del consumo en torno al 50% respecto a los equipos convencionales por su alto rendimiento motivado por su alta capacidad para conservar el calor debido a las especiales características del fluido térmico que contienen que difunde el calor producido por la resistencia eléctrica de una manera rápida y uniforme.

  • El uso de los emisores térmicos está más indicado para viviendas con unas necesidades de aporte calorífico moderado, bien sea por localización geográfica, por el alto aislamiento de la construcción o bien por el escaso tamaño de las superficies a calentar. En superficies muy grandes es recomendable su uso combinado con otros sistemas de calefacción.


  • Al existir una gran variedad de modelos en función de la potencia, es fácil encontrar el emisor que mejor se adapte a las dimensiones de cada habitación y como cada aparato es independiente de los demás es posible regular la temperatura y programar el tiempo de funcionamiento de manera independiente en cada habitación.


  • Los emisores térmicos dan una respuesta rápida a la demanda de calor. Son muy versátiles y fácilmente programables para mantener las estancias calientes durante las horas que más se necesita. Vienen además, en su mayoría equipados con termostatos de ambiente incorporados de alta sensibilidad que facilitan, junto con los programadores, un sistema cómodo de regulación y control del funcionamiento a las necesidades de confort.


  • Generan un calor limpio que no reseca el ambiente porque no consumen oxígeno y es un sistema especialmente recomendado para personas con problemas respiratorios. No producen olores ni ensucian las paredes. Además son muy seguros pues su superficie no alcanza una temperatura excesiva y reparten el calor de forma uniforme.




  • No necesitan de instalación, con un taladro y un enchufe es suficiente. Tienen además un mantenimiento practicamente nulo y han ido mejorando su diseño a medida que se han ido asentando en el mercado. Son especialmente atractivos en cuando a diseño los de la casa Atlantic.

Emisorestermicos.es